Compartir es amor

Consideró que este ejercicio no debería considerarse como un reféndum para Andrés Manuel López Obrador,

Redacción Los Conjurados

La Consulta Popular 2021 para determinar si se enjuiciaría a expresidentes de México por presuntos delitos cometidos durante su mandato fue un éxito en su propósito y un fracaso en su organización, señaló el consultor político, Javier Sánchez Galicia.

Durante entrevista en Los Conjurados, programa conducido por Érika Rivero, dijo que hubo diversas deficiencias, una de ellas, que se careció de claridad en los planteamientos mismos de la actividad.

Asimismo, explicó que al no empatar con algún proceso electoral, no hubo una conexión del ciudadano con el proceso, de tal manera que aunque sabían del ejercicio, no hubo una socialización, y por ende, no se alcanzó la participación esperada.

Ejemplificó que él acudió a Oaxaca ese fin de semana, y en un restaurante pidió una cerveza; se la dieron, a pesar que había ley seca. Al respecto, argumentó que desconocían la restricción de venta de alcohol, porque a su vez ignoraban que se realizaría la Consulta Popular.

Sánchez Galicia también afirmó que no hubo una adecuada organización.

Por último, consideró que este ejercicio no debería considerarse como un reféndum para Andrés Manuel López Obrador, a pesar que él lo promovió, ya que los que estuvieron en el eje central fueron los expresidentes; en contraste, dijo que para 2022, con la consulta sobre revocación de mandato, sí estará en el eje.