Compartir es amor

Henry Sánchez Ortiz

Durante el programa Los Conjurados, conducido por Erika Rivero, la candidata de Morena a diputada local por el distrito 10, Nora Merino Escamilla, expresó que a pesar de no tener la misma ideología que algunos de sus compañeros de campaña, no promoverá el voto para la oposición en ninguna de las candidaturas que están por elegirse el próximo 6 de junio.

Recalcó que no hará campaña ni caminará a lado de Claudia Rivera Vivanco, pues no concuerda con su forma de pensar y el trabajo que ha ejercido como presidenta municipal de Puebla, aunque aseguró que no pedirá un voto en su contra, pues apoya incondicionalmente a su partido.

«Yo hablo de la 4T en general, yo no comparto ni la política, ni como trata a los medios comunicación ni cómo está haciendo campaña (la presidenta municipal con licencia), al final yo camino y recorro sola mi distrito, no voy a estar con ella en contra… Pero si te aseguro que jamás promovería un voto que no fuera fuera para la coalición Juntos Haremos Historia», dijo.

Por otra parte, Merino Escamilla lamentó que su partido haya sido «secuestrado» por una sola voz, y no se haya dado a oportunidad de poner a candidatos con un mejor perfil para competir en las elecciones próximas a efectuarse en Puebla.

La candidata aseguró que de haber sido una elección interna pareja, de diálogo y debate entre los mejores contendientes, podría irle mejor a Morena, y aunque resaltó que confía en que la marca de Morena está bien posicionada, no todos los candidatos sumarán a favor de un triunfo de carro completo para este 6 de junio.

Agregó que estas elecciones son complicadas porque se suma el trabajo que a hecho el partido y la imagen de cada personaje, y en ese sentido, señaló ningún ciudadano cree en la coalición «Va por Puebla», pues se unieron partidos que en su momento tuvieron fuertes problemas en campaña como com Blanca Alcalá, quien el PAN la atacó en su comento en campaña, contra su imagen, sus hijos e incluso en su físico por el simple hecho de ser mujer.