Compartir es amor
(SEGUNDA PARTE)
Con esto queda evidenciado la falta de interés por parte de partidos políticos para impulsar la participación de toda la población que se ha visto vulnerada históricamente, además del evidente retraso de políticas públicas para garantizar la participación en procesos electorales, por lo que la reforma del IEE no garantiza un acceso al centro de la toma de decisiones
Victoria Ventura
Victoria Ventura
Reportera Los Conjurados

Si bien, al corte de este día, partidos como Movimiento Ciudadano, Morena y la alianza “Va por Puebla” ya cerraron la convocatoria para postularse a alguna diputación y presentaron a sus candidatos, solo un partido cumplió con los lineamientos del instituto: Movimiento Ciudadano.

Los primeros perfiles indígenas y LGBT+ que buscan llegar a San Lázaro con la marea naranja son:

Verónica García García, primera candidata indígena que contendrá para el distrito IV con cabecera en Ajalpan.

Mientras que el representante de la diversidad sexual es Roberto Ramírez Herrera, diputado federal por el distrito XIII de Atlixco, así mismo como su suplente, Erik Josafat.

Herrera, es activista de la comunidad LGBT+ en la región de Atlixco, y el pasado lunes fue oficializado como competidor para un curul en dicho distrito. A través de un comunicado, ha mencionado que el Valle de Atlixco merece un cambio que “debe de ser incluyente, seguro, moderno y dinámico que emane desde la propia ciudadanía”.

Por otro lado, la mayoría de los partidos adeudarán una vez más la inclusión en el proceso electoral.

En el caso del Partido Encuentro Solidario (PES), aunque sus estatus promueven la participación política de grupos minoría, no establece en qué porcentaje dará espacio a estos grupos.

“Promover la participación política de los grupos vulnerables, entre los que se encuentran mujeres, campesinos, indígenas, obreros, discapacitados, adultos mayores y jóvenes, para que tengan una mayor intervención en la toma de decisiones públicas”, se lee en sus lineamientos.

Al igual que el PES, el tricolor también establece en sus lineamientos una apertura para la participación de todos los sectores de la población, así como la erradicación de la discriminación que atente contra la dignidad de las personas.

“El Partido Revolucionario Institucional (PRI) impulsa la participación ciudadana que se expresa en la diversidad social de la nación mexicana con la presencia predominante y activa de las clases mayoritarias, urbanas y rurales, que viven de su trabajo, manual e intelectual, así como de los grupos y organizaciones constituidos por jóvenes, hombres, mujeres, personas adultas mayores, personas con discapacidad, pueblos y comunidades indígenas cuya acción política y social permanente, fortalece las bases sociales del Estado Mexicano”.

En el Capítulo II de sus estatutos establece programas de apoyo en capacitación política.

“Establecer programas permanentes de capacitación política, ideológica, electoral y de liderazgo político de sus militantes y simpatizantes, con especial énfasis en las mujeres y en los grupos en desventaja representativa”.

En el capítulo III, sobre postulación de candidaturas, señala en el artículo 184, que el partido promoverá la solicitud de personas con discapacidad, así como de sectores específicos de la sociedad “personas con discapacidad, indígenas, afrodescendientes y personas adultas mayores”, sin embargo, al igual que otros partidos, no señala en qué porcentaje y tampoco menciona a personas diversas.

Por otro lado, aunque el Partido Verde Ecologista, (PVE) cuenta con la Secretaría de Acciones Indigenistas, no establece la inclusión de este sector, ni de personas de la diversidad o personas con discapacidades dentro de la selección de candidatos.

En el caso de Movimiento Regeneración Nacional, (Morena) aunque cuenta con secretarías de asuntos indígenas y de la diversidad sexual, para defender y garantizar los derechos de las personas, no tiene una convocatoria incluyente.

Al igual que la mayoría de los partidos, menciona la representación de todas las personas, sin embargo, no se pronuncia en qué porcentaje.

“Se buscará garantizar la equidad de la representación, en términos de género, edad, origen étnico, actividad, condiciones económicas, sociales, lugar de residencia y de procedencia regional, estatal, comunitaria; así como la diversidad cultural, lingüística, sexual, social y la pluralidad que caracterizan al pueblo de México”, se lee en el artículo 43 de sus estatutos.

En lo que respecta al caso de Partido del Trabajo (PT) y Acción Nacional (PAN), en sus estatutos no se especifica la participación de los distintos grupos sociales dentro de las candidaturas.

Con esto queda evidenciado la falta de interés por parte de partidos políticos para impulsar la participación de toda la población que se ha visto vulnerada históricamente, además del evidente retraso de políticas públicas para garantizar la participación en procesos electorales, por lo que la reforma del IEE no garantiza un acceso al centro de la toma de decisiones.

Partidos políticos le siguen debiendo a grupos en situación de vulnerabilidad

(PRIMERA PARTE)

A tan solo unos meses de dar inicio a la jornada electoral de este año, el Instituto Electoral del Estado (IEE) emprendió el compromiso de erradicar la discriminación y exclusión de grupos en situación de vulnerabilidad en los comicios de este 6 de junio.

Históricamente, la discriminación se ha extendido y mantenido constante en la sociedad mexicana, manifestándose en múltiples escenarios y relaciones, de manera consciente e inconsciente; los agraviados, se han enfrentado a las barreras de exclusión a oportunidades de desarrollo individual y colectivo en todos los ámbitos de la existencia humana: social, político, económico y cultural.

Acciones a favor de grupos vulnerables…a destiempo

A 21 días de que cierre el registro de candidatos a diputados federales en Puebla, el Consejo General del órgano electoral en la entidad, estableció que los partidos políticos destinen un cupo mínimo en sus candidaturas a diputaciones plurinominales a personas indígenas, de la diversidad sexual y con discapacidad.

En el marco de la conmemoración del Día de la mujer, el Consejo General del IEE estableció que integrantes de estos grupos tengan garantizado su acceso a los cargos de elección popular «con la posibilidad de tener una representación real a través de candidatas y candidatos pertenecientes a los grupos sociales que históricamente han sufrido discriminación».

Durante la sesión extraordinaria, representantes de Acción Nacional, señalaron que el apoyo llega tarde, pues en el caso del albiazul, ya se han cerrado las inscripciones a aspirantes.

Personas indígenas

El instituto determinó que los partidos postulen en su lista de diputaciones por representación proporcional, al menos una fórmula integrada por personas indígenas, asimismo que postulen al menos una fórmula de candidaturas en sus planillas a miembros de ayuntamientos, conformada por personas indígenas, en 20 de los 46 municipios con porcentaje de población hablante de lengua indígena igual o mayor al 40 por ciento.

Personas de la diversidad sexual

Para el caso de la comunidad LGBTTIIQ+, el IEE estableció la postulación de al menos una fórmula de candidaturas integrada por personas de la diversidad sexual en cualquier lugar de su lista de candidaturas a diputaciones por el principio de representación proporcional.

En dicha fórmula no se considerará, de manera excepcional, el principio de homogeneidad y alternancia de género, establecidos en el artículo 201, del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla.

Personas con discapacidades

De acuerdo con estadísticas del Censo de Población y Vivienda 2020, del INEGI, en Puebla hay 341,490 personas con discapacidad en toda la entidad, ante este panorama, el Instituto determinó que deberán postular cuando menos una fórmula para diputación por el principio de representación proporcional, en la cual, tanto propietario como suplente deberán pertenecer a este grupo social en situación de vulnerabilidad.