Compartir es amor

Reconoció que puede haber aspirantes mejor posicionados, aunque dijo que eso no quiere decir que los números que hoy tengan sean los que permanecerán al momento de la toma de decisiones.

Redacción Los Conjurados

Carlos Montiel, coordinador de regidores del Ayuntamiento de Puebla, sorprendió en el ámbito de la política local al revelar su aspiración por ser el candidato del Partido Acción Nacional a la presidencia de la capital, pese a no ser militante; en ese sentido, afirma ser un actor fuerte al que no se le puede desestimar o descartar..

Durante entrevista en Los Conjurados, programa conducido por la periodista Erika Rivero Almazán, explicó que este interés no fue fortuito, y deriva de un buen resultado en lo que va de la actual administración municipal, a la que, mencionó, el mismo edil, Eduardo Rivera Pérez, le dio la oportunidad de formar parte.

Se dijo satisfecho y orgulloso de su incursión en la política apartidista y en la vida pública, pero principalmente en el ayuntamiento capitalino; en ese sentido, mencionó que para atreverse a levantar la mano a uno “le tiene que gustar el asunto“, y a él, en efecto, le ha gustado.

Carlos Montiel afirmó que su aspiración es válida y legítima, pero reconoció que para tenerla se debe de partir de cifras sólidas; por ello, compartió que ella mandó a hacer una encuesta, y aunque evitó dar números exactos, dijo que este análisis previo muestra una evolución favorable: es decir, sus números son mejores de los que muchos creen.

Aunque mostró confianza al asegurar que parte de un piso firme, se dijo consciente que otros actores pueden tener el mismo interés; incluso, reconoció que puede haber aspirantes mejor posicionados, aunque dijo que eso no quiere decir que los números que hoy tengan sean los que permanecerán al momento de la toma de decisiones. Y precisamente dijo que para la definición de un candidato, todavía hay muchos asuntos por definir.

Por ello, el coordinador de regidores del Ayuntamiento de Puebla dijo que él hizo equipo están sorprendidos con la evolución en sus números, por lo que continuarán con su trabajo en espera de ser favorecidos con la candidatura.

Finalmente, reconoció que el hecho de no militar en el pan tiene pros y contras, pues mientras algunos  militantes lo podrían calificar como un arribista -y los entendería-, otros podrían ver en esto la oportunidad para que los represente un perfil que no forme parte de la vieja política.

ESTA ES LA ENTREVISTA COMPLETA: