Compartir es amor

La columna de Juan Rodolfo Rivera Pacheco

Como pocas veces en la historia reciente, la lucha por la sucesión en la Gubernatura de Puebla ha comenzado con bastante anticipación. Y créanme, por ello hay variados escenarios en los que aún caben muchas posibilidades.

De entrada porque hay suficientes pre-candidatos en varias opciones partidistas. Cada uno con más o menos probabilidad de hacer buen papel en la contienda del primero de junio de 2024. 

Pero además, porque al día de hoy, nadie sabe a ciencia cierta cuáles serán las posibles alianzas, contra-alianzas, partidos nuevos o si las coaliciones nacionales se pudieran repetir en Puebla o bien aquí se darían escenarios diferentes (máxime que ahora se puede contender en alianzas o en solitario en cada una de las contiendas electorales; es decir, se puede ir en alianza de unos partidos para la Presidencia de la República, pero en otra para Gobernador, en otra o en solitario para cargos legislativos y desde luego en otra para las Alcaldías…, o sea, un verdadero galimatías electoral que puede confundir bastante a los votantes).

Por ejemplo, nadie pudiera asegurar hoy que la alianza del PAN con el PRI y PRD se va a concretar con un solo candidato presidencial para 2024. Pero además nadie sabe si el candidato lo pondría el PAN, aceptarían un externo o bien un personaje que llegara de improviso. Si se diera la alianza PRI-PAN-PRD, me gustaría saber si los priistas aceptarán que fuera un panista el abanderado y tuvieran que apoyar a un personaje como Ricardo Anaya, un Gobernador como Mauricio Vila o una “panista” como Lilí Téllez, teniendo personajes tan preparados y con tanta experiencia como Beatríz Paredes, Claudia Ruíz Massieu o Enrique de la Madrid; vamos, o hasta “Alito” Moreno.

Pero también se sabe que el PRI puede ir solo, una vez que hubiera un eventual apoyo a MORENA en la reforma electoral. ¿Quién de los mencionados sería su candidato? Obviamente no ganaría, pero le haría el favor a MORENA de dividir el voto opositor.

En MORENA hoy es casi un hecho que la candidata presidencial es Claudia Sheinbaum y MORENA cuenta con las mejores tendencias partidistas a nivel nacional al día de HOY. Pero no sabemos aún lo que hará Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal. ¿Y si en un escenario de locura Marcelo Ebrard rompe con MORENA y logra convencer para ser él el abanderado de una macro alianza de PAN-PRI-PRD-PVEM y hasta MC, con tal de ganarle a MORENA y al Presidente AMLO? 

¿Verdad que entonces la contienda puede emparejarse y se le podría dar un buen susto a Sheinbaum? Es un escenario que anhelan personajes como Claudio X. González y muchos otros, aunque no estoy seguro de que aceptaran a Marcelo Ebrard como candidato. Pero TODO puede ocurrir.

Obviamente si MORENA va con PT y PVEM, su candidata es Claudia Sheinbaum, Marcelo lo acepta y la oposición va dividida (PAN con PRD y PRI y MC solos por su lado), es la crónica de una victoria anunciada de MORENA. 

Ahora intenten trasladar esos posibles escenarios a… Puebla.

Hoy es claro que MORENA cuenta con las mejores preferencias (lo sé, lo saben… lo sabemos). Pero aún no sabemos  si la alianza del PAN-PRI-PRD se concretará. Si rompen a nivel nacional, es un hecho que romperán también en muchos Estados, Puebla incluido. ¿Iría el PRI solo con un candidato propio? ¿Y MC? ¿Confirmaría que iría solo como a nivel nacional ya lo dijo Dante Delgado o en Puebla sí podría ir en alianza con otros? ¿Con quiénes: Con el PAN o con el PRI o con ambos? ¿El PVEM es un hecho que va con MORENA, cuando sus dirigentes han dicho que en las Alcaldías irán solos? ¿El PT es un hecho que va con MORENA? ¿Y si se enoja el Profe. Alberto Anaya de que no le toquen buenas candidaturas y rompa con MORENA en Puebla o en Alcaldías?

Eso en la posible contienda partidista. Pero en el ámbito de los candidatos las hipótesis también aumentan, pues tampoco sabemos quién será el candidato (a) a Gobernador (a) de cada una de las opciones (alianzas o partidos en solitario). 

Por ejemplo, no sabemos si el principal pre-candidato del PAN será el Alcalde Eduardo Rivera, quien seguramente analizará seriamente si se lanza, ante un eventual escenario en el que pierda irremediablemente. Como no sabemos tampoco si sería candidato de su partido en solitario o con aliados.

Desde luego no sabemos quién sería el candidato del PRI si fuera solo. Menos el de MC. Y por supuesto no sabemos aún quién será el candidato (a) de MORENA. ¿Si llegara a ser un candidato (a) afín al Gobernador, los otros lo aceptarían tranquilamente o puede haber un escenario de ruptura y buscar la candidatura por otro partido o alianza? ¿Se imaginan a un aspirante de MORENA (no del grupo del Gobernador) enojado de no obtener la candidatura y buscarla por una alianza de MC con PRI o hasta el PRD, nomás por hacer la maldad? 

¿Verdad que cambian las visiones en cada uno de los escenarios probables? 

La gran conclusión hoy es… que aún no podemos estar seguros de lo que pueda pasar. Que cada escenario tiene distintas probabilidades de resultado y que… tenemos que medir una bola de combinaciones (partidos, candidatos, distintas alianzas) para ver hipotéticamente qué pudiera ocurrir.

Y sí, ja. A eso nos dedicamos en el BEAP, S.C.

Pero nadie puede hoy asegurar que todo está decidido. Mejor… midan. Luego no digan que no se los dijimos.

¿Queríamos competencia democrática no?

jriverp@yahoo.com

jrodolforiverap@gmail.com

twitter: @rodolforiverap

facebook: Juan Rodolfo Rivera Pacheco

www.beapmexico.org