Compartir es amor

Sostuvo que los morenistas quieren hacer las cosas distintas, por ello, se equivocan quienes quieren tomar este proceso como un referente para el futuro.

Redacción Los Conjurados

El Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, tiene peso como representante político de la sociedad; sin embargo, en cuestión electoral, su voto representa solo eso, un voto. Así lo consideró el regidor del Ayuntamiento de Puebla, Leobardo Rodríguez Juárez.

Durante entrevista en Los Conjurados, programa conducido por la periodista Érika Rivero Almazán, sostuvo que es natural que el mandatario, como cualquier otro referente de Morena, pueda tener simpatías y afinidades; no obstante, dijo que en caso de dudas sobre la participación de estas figuras, entre ellas Alejandro Armenta, Ignacio Mier y hasta Claudia Rivera, es necesario ser precavidos, pues sería lamentable y hasta decepcionante el resignarse o aceptar que puedan manipular las conciencias, ya que para muchos la afinidad al partido es porque todo se discute y todo se cuestiona.

«Desde luego la opinión del gobernador siempre va a ser muy relevante, seríamos muy ingenuos si no lo decimos, es el representante político de la sociedad en el estado, por supuesto que su opinión tiene una trascendencia diferente; pero, parte de los principios de la Cuarta Transformación es que los referentes el único voto que tienen es el suyo», explicó.

Pese a ello, Rodríguez Juárez consideró que no será el caso, en alusión a posibles irregularidades, aunque es natural la duda, pues en el imaginario social se tiene bien presente que los gobiernos prianistas, durante más de 80 años manipulaban elecciones y compraban votos.

Sostuvo que los morenistas quieren hacer las cosas distintas, por ello, se equivocan quienes quieren tomar este proceso como un referente para el futuro.

«Es como si Leobardo Rodríguez dice: ‘no estoy participando pero valgo 100 votos, ¿quién me los compra?’ ¡No, cínico!, vete a otro lado. Tú vales un voto, vas, lo emites y dejas que todos los demás vayan a emitir el suyo», sostuvo.

Venimos de más de 70 u 80 años en los que los gobiernos prianistas manipulaban, compraban elecciones.

El voto de cada uno de los referentes cuenta eso, solo un voto. 

Se equivocan si quieren tomar este proceso como un referente para el futuro, este es un proceso democrático.

La opinión de cada gobernador o gobernadora siempre será relevante, es el representante político de la sociedad.

¿Lleva mano el gobernador?

Jefe Político, el gran elector, 

MIRA AQUÍ LA ENTREVISTA COMPLETA